El Ministerio de las Almas Perdidas

Crítica Discos: Accept – Stalingrad 8,5/ 10

La apisonadora germana regresa en su blitzkrieg particular tras el sorprendente éxito de Blood of the Nations. Y es que el quinteto está en una forma compositiva y física espectacular que no suele ser habitual en los regresos discográficos de las bandas clásicas de los 80 (algunos arrastran su leyenda con cierta grima y pena por escenarios mugrientos… y aunque la frase inspire cierta decadencia poética, la realidad es mucho más patética que la frase). Después de que Wolf Hoffman decidiera aparcar su carrera en la fotografía para empuñar la Gibson blanca y reclutara al mejor vocalista posible en la persona de Mark Tornillo que hiciera reavivar la banda, prescindiendo del pequeño Udo, la banda se ha demostrado voraz e inspirada como en su época dorada.

Y desde entonces no han hecho otra cosa que revalidar su grandeza, primero con un gran Blood of the Nations y ahora con Stalingrad, su segundo trabajo tras su reunión.

El arranque con “Hung, Drawn And Quartered” es una declaración de principios de unos Accept reinventados para una nueva era de Heavy Metal clásico en pleno 2012. Una majestuosa exhibición que abrirá boca para la mejor canción de su regreso, la que da nombre al trabajo. “Stalingrad” es Accept 100%. Una demostración de la más alta escuela de cómo componer una canción de heavy metal actual sin parecer trasnochado e imprimir toda la personalidad que hizo famosa a la banda en el mundo entero. Un apabullante himno con poderosos coros épicos y ese toque neoclásico que hizo de Metal Heart un clásico inolvidable. “Hellfire” nos introduce a unas estrofas típicamente Priest con un excelente trabajo de Hoffman a las guitarras. “Shadow Soldiers” es una maravilla hecha canción. Un medio tiempo intenso que Tornillo explota como nadie, al igual que “Againts the World”, que acopla perfectamente el ex -T.T. Quick a las Flying V de Hoffman y Frank con una personalidad que nos hace olvidar a Udo.

Stalingrad es un disco que enriquece su discografía, lo cual no es poco tratándose de una banda con el historial tan brillante como Accept, con dos o tres himnos que agrandan su leyenda y que, en comparación, (es mi impresión) acomplejan al resto de canciones como “Revolution”, “Twist Of Fate”y “The Quick And The Dead” que son temas más que correctos. Es casi la misma impresión que me dio Metal Heart en el 85 y, 27 años después, sigue encrespándome la epidermis.

Personalmente “Flash To Bang Time” y “The Gallery” son temas poco inspirados y totalmente prescindibles que han impedido llegar al sobresaliente de valoración. ¿Mejor que “Blood the Nations”? Según se mire. El anterior trabajo fue contundente e increíblemente equilibrado por la calidad de todos sus temas. Stalingrad sigue la misma línea, tal vez menos redondo, pero con dos o tres temas superlativos que, a buen seguro, formarán parte de su set list clásico.

Churchill.

Anuncios

Una respuesta

  1. marjovisa

    Prueba a hacer ejercicio intenso con este disco de Accept…simbiosis perfecta entre sangre, sudor y lágrimas

    abril 29, 2012 en 3:47 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s