El Ministerio de las Almas Perdidas

Cynic, o la extraña necesidad de intimar con lo inexplorado.

Ya, en 1991, el músico más influyente e innovador del panorama extremo, Chuck Schuldiner, líder, compositor e ideólogo de la banda pionera Death, atisbó el enorme talento de los, entonces, sus músicos de estudio, Paul Masvidal y Sean Reinert, y quiso hacerles miembros fijos en su banda. El guitarra y el batería antes mencionados declinaron la tentadora oferta para aunar esfuerzos en su banda: Cynic.

Para entonces ya habían derrochado talento en colaboraciones con Master, Pestilence y Atheist generando unas expectativas nunca antes conocidas en su sello, Roadrunner Records, cuando aseveraban de la banda de Masvidal y Reinert  como “el acto underground más popular sin haber grabado un disco”. Y lo grabaron surgiendo así “Focus”. Y no defraudaron a nadie; sencillamente sorprendieron a todos sin excepción. Cynic eran Metal, eran death, eran progresivo, eran jazz fussion, eran todo y nada de lo anterior, eran el alfa y omega de la música experimental. Temas como “Textures”, “I’m but a Wave to” o “Endless Endeavors” desencadenaron el nacimiento de un nueva forma de aplicar la música extrema a los algoritmos del jazz y viceversa.

Masvidal lo resumía con sus propias palabras casi de forma candorosa:

“No fue consciente la alteración del sonido. Fue el resultado del proceso en el que estábamos. Estábamos desarrollándonos como músicos y nos obsesionamos con la originalidad. La combinación de elementos, más un severo interés en la música compleja, nos trajo a nuestro sonido. Exponer nuestros oídos al Jazz fue, realmente, el principio de una exploración musical más profunda”

Una propuesta tan original y transgresora que puso patas arriba el género mostrando una versatilidad tan profunda que se destapó como algo diferente a cualquier cosa oída en 1993 en la escena underground. Tal vez demasiado precoz…

La banda sufrió cambios continuos en su formación. Sean Malone decide abandonar Cynic para formar un proyecto llamado Gordian Knot, un vástago nacido del estilo que incorpora nuevos elementos al metal fusión. El resto de la banda, Paul Masvidal, Jason Gobel y Sean Reinert, acomete una nueva dirección musical alejada de la guitarra con distorsión y los tempos acelerados que requería el cambio de nombre al de Portal.

Habría que esperar quince largos años para que los miembros volvieran a resucitar la banda primigenia con un estilo más experimental, futurista, más voces limpias y ese toque progresivo. “Traced In Air” es un disco extravagante, de una técnica apabullante y compositivamente asombroso. Embebido en los nuevos tiempos donde los que fueron sus seguidores son ya maestros, Cynic resurgió para demostrar que no se es demasiado viejo para refrendar su paternidad sobre todos ellos. “The King For Those Who Know”, “Evolutionary Sleeper” o “Integral Birth”  bastaron para dejar a todo el mundo enganchado de nuevo a la estela que marcaban sus fraseos jazzisticos. Poco después llegaría el EP “Carbon-Based Anatomy” que seguiría los mismos rumbos.

En la actualidad, tras 20 años de carrera, dos discos y otros tantos EPs, se abre de nuevo la vieja expectación sobre una banda pionera, progenitora casi subrepticia de un género honesto, de culto y en constante transformación.

Cynic fue el nacimiento y epifanía de una manera de entender la música que inspiraría generaciones de Death técnico o Progressivo y que habrían de amamantarse de “Focus” principalmente. Bandas como The Ocean, Obscura, Opeth, Necrophagist, Disarmonia Mundi y la enorme lista de nuevas formaciones experimentales les deben royalties, pleitesía y, probablemente, ese cosquilleo inexplicable que llamamos inquietud.

Churchill.

Anuncios

3 comentarios

  1. marjovisa

    Pos que sepa usted, señor churchill, que a las seis de la mañana, cautivo y desarmado el ejercito orco, tras un par de pares de pares de copas, aquí estamos aprendiendo y buscándonos la vida para escuchar tus indicaciones, oh master Yoda

    abril 29, 2012 en 3:45 am

  2. J@v|

    Dan la sensación de haber dado un giro a algo más alternativo y electronico, aún asi tienen su “encanto”:

    Algunos videos del Waken 2008


    Recital completo dividido en 8 partes

    abril 30, 2012 en 1:12 pm

  3. marjovisa

    Y ya que has mencionado a The Ocean, Obscura, Opeth, Necrophagist, Disarmonia Mundi, de los dos primeros ya tengo nociones básicas, pero de los tres últimos…¿Por dónde empezar? ¿Merecen la pena? ¿Trabajos destacables? Debo reconocer que aún estoy abducido por el efecto The Ocean en concierto

    mayo 8, 2012 en 8:47 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s