El Ministerio de las Almas Perdidas

Crónica de Kreator – Morbid Angel – Nile – Fueled By Fire. Madrid (Sala Penélope) 8/11/2012

Clamar al cielo se ha convertido en una triste rutina en este país, lejos de ser una excepción, parece ser una norma en lo referente a eventos que aglutine un número de asistentes importante. Los promotores españoles o son unos chapuzas o unos irresponsables. Así de claro. (Cuando no costea vidas, como lamentablemente ha pasado hace poco). La escala en nuestro país de una potente gira como la de Kreator se podría resumir como una gran chapuza nacional. En Barcelona hubo un corte del servicio eléctrico, dejando a la banda sin luces y sonido en mitad del show y en Madrid hubo un enorme lío con la sala que acogería el evento, para decidirse a escasas 24 horas de su celebración. Y la Penélope es de las peores de la capital: accesos complicados, hacinamiento asegurado y visibilidad nula. Ole nuestro orgullo patrio… Al lío.

La noche empezó con Fueled by Fire. Una banda poco conocida, pero que dejó un buen sabor a los presentes con una propuesta de thrash al puro estilo Testament. Los riffs y, sobre todo, el timbre de voz recordaba a la banda de Chuck Billy. Se mostraron activos y calentaron el ambiente para lo que nos venía poco después.

Nile hizo su aparición sin artificios con “Sacrifice Unto Sebek” y a todo el mundo le quedó muy claro la tremenda banda que son a pesar de un sonido dubitativo al principio de su actuación. Los de Carolina son impresionantes técnicamente y apabulla su propuesta de Brutal Death técnico. La batería de Kollias volaba a velocidades vertiginosas sobre los complejos fraseos de Dallas Toler y un impertérrito Karl Sanders que estuvieron descomunales. Unos músicos superlativos que hacían fácil lo difícil. “Defiling the Gates of Ishtar” sonó asombrosa con ese juego de voces y sonidos sampleados del Egipto más oscuro. Era imposible no quedarse con la boca abierta mientras recorrían su discografía sin poder incluir ningún tema de At The Gate Of Sethu, su disco más reciente. Una portentosa actuación de 45 minutos que supo a poco.

Las huestes de David Vincent salieron tras una breve espera con la sala abarrotada y el ambiente caldeado. No en vano, gran parte de los asistentes habían acudido a la Penélope para ver a Morbid Angel y la banda mostró la actitud que el ambiente requería con un repaso de clásicos en los que destacaron los del lejano Altars of Madness, todo un hito del Death clásico. Una hora sin concesiones con un Trey Azagthoth muy activo que nos reventó los tímpanos en medio de una soberbia “Chapel of Ghouls” y que preparó el camino para la descarga de los cabezas de cartel.

Unos paneles adecuaron el escenario para Kreator que, debido a las reducidas dimensiones de la Penélope, nos quedamos sin su show en 3D. Los alemanes presentaban su última obra, “Phantom Antichrist”, una maravilla que revitaliza su discografía de manera importante, bajo mi punto de vista. Y con el tema título arrancaban un espléndido show bajo unos focos rojos y un espeso humo que ocultaba a los músicos casi por completo.

La guerra estalló en el centro de la sala con circle pit , moshing y animaladas similares lo que, en lugares de movilidad reducida, se convierte en un infierno para la mayor parte de los asistentes que acude al espectáculo, arrinconados a los lados. Es curioso que la gente encargada de la seguridad impida que los asistentes sean subidos a hombros, pero no este tipo de expresiones que acaban por fastidiar la noche a más de uno… Para colmo, la escasa altura del escenario hacía la visibilidad muy complicada. Kreator son violencia sobre el escenario: pero se queda ahí, como debe ser. La veteranía de Petrozza se notaba y el frontman contagiaba energía a raudales desde el primer minuto hasta el último. Es el alma de esta banda, espectacular y agresivo. Sami Yli-Sirniö y Christian Giesler quedan en un segundo plano, totalmente fríos. Pese a ello, el directo de los alemanes no suele defraudar, son intensos como pocos y ese día se mostraron con ganas, “From Flood Into Fire” y “Enemy of God” se enlazaron rabiosas ante el frenesí del público. El sonido era impecable y durante 75 minutos rozaron un show de thash metal de la más alta calidad, sin respiro ni concesiones.

Tocaron un setlist muy variado en el que presentaron cinco temas de su nuevo trabajo y del que, únicamente, se echó en falta algún tema de “Terrible Certainty”, su mejor disco en mi opinión. Ventor agitaba su metrónomo incansable hasta la llegada de las clásicas “Flag of Hate” y “Tormentor”, que cerraron una gran actuación, muy profesional a pesar de las limitaciones de la sala.

Una lástima no poder disfrutar de un show como este con las garantías, un localy una organización acorde al precio que pagamos…

Churchill.

(Texto y videos)

Anuncios

Una respuesta

  1. Marce

    Así es este país…Nile inconmensurables, tremendos. No son plato para recomendar pero lo cierto es que a pesar de estar en la frontera de mi tolerancia musical verlos en directo supera todas las espectativas, ganan mucho respecto a su trabajo en estudio, No es lo mismo “Oir ruido” que verlo interpretar en directo. Juegos de voces impresionantes que te trasladan a los más oscuro de las profundidades abisales.

    En cuanto al resto, poco más que añadir…bueno, sí, una coilla: no puedo concebir que nadie se lo pase bien haciendo el cabestro en un concierto. No sé hasta que punto este tipo de comportamientos deberían estar no solo tolerados si no permitidos. Por mi que se escuernen y se llenen la cabeza de chichones al estilo Mortadelo y Filemón. Pero es que resulta que a un concierto vamos mucha gente y al final estos energúmenos consiguen que los que vamos a disfrutar de la música, a hacer el headbanging y en definitiva, a hacer lo que siempre se ha hecho en un concierto de metal, no s tengamos que ir desplazados para salvaguardar nuestra integridad física. En fin, no vtuve más remedio que desplazarme al final de la pésima sala Penélope, donde disfruté de un majestusos concierto rodeado de melenudos cuarentones como yo agitando la cabeza frenética y tocando el air-guitar. Vamos, como toda la vida se ha hecho…

    noviembre 16, 2012 en 11:43 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s