El Ministerio de las Almas Perdidas

Crónica de WASP Madrid 23/10/2015.

wasp

Nueva visita a la capital de las huestes de Blackie Lawless & Company, esta vez presentando su flamante Golgotha. Un muy notable trabajo de la mítica banda angelina que, pese haber dejado décadas atrás sus escandalosos shows de sangre, vírgenes y sexo, aun ofrecen conciertos más que dignos. Si en su anterior visita, hace un par de años, se antojó un Blackie un tanto apático, en esta ocasión aparecía con más ganas. Probablemente el hecho de incorporar nuevos temas (a parte de los consabidos greatests hits que llevan tocando 30 años), sea el aliciente fundamental en una banda tan veterana.

Acompañando a Lawless están unos músicos tan sólidos como vistosos en directo y es que tanto Blair como Duda son generosos aportes en la actual puesta en escena de WASP. Muy dinámicos y metidos en faena desde los primeros acordes con On Your Kness al que enlazaron Inside the Electric Circus. Y las primeras impresiones fueron inmejorables, Lawless aparecía más dinámico y sus escuderos ofreciendose al presentable a pesar de que todas las miradas estaban fijas en el legendario vocalista. Por cierto, en un estado vocal admirable. The Real Me sonó como una apisonadora y el siguiente clásico de su disco de debut, L.O.V.E. Machine sirvió para poner a tono a la Riviera antes de presentar el primero de sus nuevos temas. Alrededor de las épocas más turbias y bajas del grupo ha habido dedos acusatorios que denunciaban playbacks en sus directos. Lo cierto es que la banda incorpora samples y pistas pregrabadas de teclados y coros en varias fases en que la voz de Blackie ha de desdoblarse. Y aunque el concierto pareció fundamentalmente directo (y se observaba en las variaciones y giros en el tono y timbre de varias canciones), sí es cierto que Last Runaway sonó sospechosamente tal cual aparece en el single.

En cambio Crazy aportó viento fresco del anterior trabajo de WASP, un magnífico tema que podría prevalecer entre los clásicos sin menoscabo. Tras una The Titanic Overture pregrabada (joder, con las pastiches de las cintitas… podrían tocarla directamente, opino) Arena of Pleasure sonó poderosa. Miss You, fue el segundo tema de la nueva entrega con un Blair fantástico, cuyo solo encandiló la sala. Probablemente sea el mejor guitarrista que haya tenido Lawless en sus filas, cuya mayor virtud es el feeling especial que impregna a las canciones.

Vuelta a los cásicos y nuevo medtley Hellion/I Dont Need No Doctor con la Riviera entregada. En Golgotha, una puesta en escena de las pantallas ostentaron una magnífica ambientación. Un tema extraordinario en el que se vió a un Lawless orgulloso mientras Doug Blair se explayaba en un bello y emotivo solo. Primer bis y Chainsaw Charlie acelera las pulsaciones del público. Vuelta al backstage y andanada final con Wild Child y I Wanna Be Somebody con la Riviera patas arriba y el respetable coreando.

Como punto negativo: el show algo corto (imagino que el bueno de Blackie no está para prodigarse en excesos físicos) y el abuso de intros y medleys, que lastraban el ritmo e imponían cierto remedo prefabricado nada cómodo. Muchos nos quedamos con las ganas de dos o tres canciones más (Blind in Texas entre otras…)

A pesar de todo ello fue un muy buen concierto de WASP que trasmitió ganas y muestra a la banda con muchas cosas aún que aportar a su colección de clásicos. Ya se sabe que lo bueno y breve; dos veces bueno.

Textos, fotos y videos by Churchill.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s