El Ministerio de las Almas Perdidas

Crítica discos

Crítica de discos: Mistur – “In Memoriam” 8,7/10

Resultado de imagen

Ante nosotros tenemos la fría Noruega dibujada en un pentagrama. Mistur son una banda de black/folk/Viking/melodic… y una larga serie de etiquetas que, en ocasiones, se antoja arbitrarias, porque lo cierto es que In Memoriam es ante todo un disco sorpresivo, atmosférico, grandilocuente y plagado de contrastes. Segundo trabajo de los noruegos donde se han explayado en cortes que no bajan de los siete minutos. Herederos de Windir y el buen hacer del mejor Folk y Black Pagan de las tierras altas, la banda de Raunehaug se ha despachado con un disco de muchísima calidad, matices y creatividad.

“Downfall” abre fuego con lo que augura un trabajo de guitarras muy inspirado. La voz de Oliver Øien parece querer gritar lamentos y arrasar el alma. “Distant Peak” abrasa como el frío. Puro black con pasajes armónicos y melodías evocadoras netamente escandinavas, pero alejadas del cliché tan manido cuando nos referimos a grupos de dichas latitudes. El estilo de Mistur es innegablemente nórdico, aludiendo a Borknagar, Dimmu Borgir…, pero su pequeño granito es particular y fluido. Sus guitarras son envolventes y conmovedoras y el uso de los teclados Hammond les dota de personalidad.
(más…)


Crítica de discos: Obscura – “Akroasis” 8’4/10

Confieso que tenía unas ganas tremendas de paladear el nuevo trabajo de los alemanes después de sus dos últimas entregas, “Cosmogenesis” y “Omnivium”. Y no exagero ni lo más mínimo al afirmar que hablamos de los pilares fundamentales del nuevo Death. Ambos trabajos llevaron al género a cotas ignotas hasta la fecha en cuanto a calidad, técnica, profundidad y texturas, más allá de las bases del creador del invento, Chuck Schuldiner, y de sus primos hermanos en influencias, Atheist, Cynic y Necrophagist. La banda de Steffen Kummerer engendró una maravilla sin precedentes de Death técnico/ Jazz-Fussion juntando los talentos de Hannes Grossmann, Christian Münzner y Linus Klausenitzer en una hermosa brutalidad, pletórica orgía de sensaciones sonoras.

Ahora, con el flamante Akroasis en las manos, podemos hablar de que estamos ante un gran trabajo. ¿Mejor que sus mencionados antecesores? En mi opinión, no. Pero ,siendo justos, lograr las cotas excelsas de “Cosmogenesis” y “Omnivium” (desde mi punto de vista dos obras maestras y clásicos incontestables), es poco menos que inalcanzable. Tras varias escuchas, no puedo evitar echar en falta una mayor crudeza de sonido en Akroasis que implosionaba en quehaceres pretéritos; y no hablo de “suciedad”, porque Obscura siempre han sonado sorprendentemente nítidos instrumento a instrumento, cuerda a cuerda, pero implacables. Quizá la mezcla se me antoja edulcorada, ya que las composiciones tienen la calidad que se les presupone. Pese a ello varios son los destellos de genialidad que enriquecen el disco.

“Sermon of the Seven Suns” arranca inmisericorde con un Klausenitzer dando rienda a la desbordante imaginación de su freebass y la banda desbocada en un tema frenético con momentos más que reseñables que desincha velocidad según avanzan los minutos. “The Monist” nos propone un tema más oscuro y pesado, con interludios que recordaban antaño, pero quizá sin aquella frescura y originalidad con la que sorprendieron otrora. (más…)


Crítica de discos: Dream Theater – “The Astonishing” 7’5/10

Enorme la expectación creada por la nueva Opera Rock de los reyes del Progresivo. Expectación porque “The Astonishing” es, probablemente, el trabajo más ambicioso de su carrera. Tras obras maestras incontestables, expandir el género por el orbe y convertirse en referente indiscutible y espejo en el que cualquier banda seria se miraría henchido de orgullo, ya poco les queda por demostrar, salvo rebasar la meta que ellos mismos se han marcado. Y en ello están, tras lanzar este proyecto mastodóntico: ¡¡130 minutos!! de ópera rock situada en un futuro distópico, gobernado por máquinas, dónde la música ha dejado de ser realizada por humanos, hasta que un grupo insurgente decide rebelarse. LaBrie da voz a ocho personajes que recrea una historia de ciencia ficción, desde mi punto de vista, un pelín trasnochada en concepto y artwork (¿soy el único al que le recuerda a un juego de Play?).

¿Concepto y temas cortos concebidos con el ánimo de llegar a un público mayoritario, pese al riesgo que conlleva un trabajo de semejante calado? Puede ser.

Y yendo a lo puramente musical, de nuevo, sentimientos encontrados con el flamante “The Astonishing”. Ya es un clásico que los neoyorquinos reciban tantas adhesiones como desafectos desde hace unos añitos y que arreciaron con la marcha de Portnoy, que aportaba la magia y energía a una banda llena de talentos. ¿Qué tenemos pues en The Astonishing? ¿Un Metropolis pt.III? Ni por asomo. ¿Un popurrí aséptico de greatest hits de DT al estilo de sus últimos trabajos? Tampoco; o al menos no categóricamente. En The Atonishing no vamos a descubrir nuevas facetas de la banda, ni a aseverar que se hayan reinventado. Primero, es un trabajo extensísimo que fluctúa entre las líneas del autoplagio y la de la brillantez a la que nos tienen acostumbrados. Un intento pretencioso de demostrar ser capaces de hacer una obra magna, de épica asombrosa digna a aparecer en la historia y manantial de ríos de tinta. Y esto último lo han conseguido; el resto no, sencillamente. ¿Es por eso un mal disco? Para nada. Es un disco superlativo, pero con defectos (o descuidos) imperdonables cuando se pretende acometer una empresa de este calado. (más…)


Crítica de discos: Iron Maiden – “The Book of Souls” 7/10

Presentar a estas alturas a una banda como los Maiden es como intentar convertir al catolicismo a un obispo. Su peso específico en la historia del Heavy es tan obvio como abrumador. Así que no vamos a malgastar introducciones innecesarias (si hay algún despistado, leyendo esto, que no les conoce es muy probable que se haya equivocando de blog y como decían los machoman Manowar:” Heavy metal or no metal at all wimps and posers go on get out. Leave the hall!!”)

Lo que sí es toda una jocosa novedad su nuevo trabajo, “The Book Of Souls”, que ha supuesto el regreso de la mítica banda al panorama musical después de la grave convalecencia de Dickinson. Sólo por volver a oír de nuevo el timbre tan característico de Bruce ya es merecedor de cualquier halago. Otra de las sorpresas es que estamos ante el primer doble álbum de sus 40 años de historia. ¡Parece que fue ayer de aquel The number of the Beast, Piece of Mind, Powerslave…!

Esta prolífica entrega sigue la estela de los últimos trabajos de la Dama y quizá sea su trabajo más progresivo. Entendamos progresivo a la manera más puramente maidenmaniana: desde luego nada que ver con Dream Theater o Between The Buried and Me. Esta nueva versión de Maiden ha cosechado tantos elogios como críticas y quizá por eso su digestión se haga un tanto pesada. “A Matter Of Life And Death” no me resultó especialmente trascendente y su anterior disco, “The Final Frontier”, insisto: opinión personal, fue un tanto decepcionante. Sonido Maiden: sí; estructura Maiden: sí; Identidad Maiden: sí… pero le faltaba emocionar. Esa canción que justifica su leyenda y se incrusta allí donde las emociones juegan al escondite. Por ejemplo, “Dance of Death” la tenía en su tema título y algún que otro corte. Del resto de su discografía excuso decir… (más…)


Crítica de discos: Cattle Decapitation – “The Anthropocene Extintion” 9.7/10

Tengo que admitir que escojo con pulcritud el tiempo invertido en este blog para escribir las críticas de discos, por eso suelo seleccionar la flor y nata de lo que cae en mis manos, lo que explica que la mayor parte de ellas son buenas o muy buenas (salvo sorpresa mayúscula y negativa de alguna banda consolidada). Así que, quizás, yerre de exclusividad y aparente que todos los trabajos aquí revisados son la hostia y las joyas destacadas, de entre tanto bueno, pasen desapercibidas sin pretenderlo. Esta reflexión quizá me anime a hacer la review de otros discos más “al uso”. (Más que nada para ir frecuentando otros calificativos, que el repertorio de elogios tiene un límite…)

Todo esto viene a colación para resaltar que, muy de vez en cuando, surge algo distinto, arrebatador, sorpresivo, cuasi inmaculado, de entre los millones de propuestas del metal. Suele ser algo excepcional. Hablo de una revelación, una auténtica epifanía. Y señores y señoras estamos ante un verdadero acontecimiento en el mundillo más extremo del género. ¡Alabada la hora que hice caso de las críticas que lo ensalzaban con el más variopinto abanico de aclamaciones y panegíricos! Si Cattle Decapitation, con su anterior trabajo, “Monolith of Inhumanity”, sentaba las bases de un DeathGrind/Brutal Death abrasador de una calidad exquisita, con este “The Anthropocene Extintion” se han salido literalmente. Todo el largo del disco es sencillamente memorable. El mejor disco en lo que llevamos de año, sin lugar a dudas.

Epifanía porque el DeathGrind/ Brutal Death no es el género que más me atraiga, salvando contadas excepciones. Quizá porque innovar con la calidad con que lo hacen estos cuatro californianos en un género tan feroz sea poco menos que un prodigio anómalo. Lamentablemente estamos ante un producto de paladares muy reducido. Hablamos de agresión, aridez y brutalidad llevadas hasta el extremo. Crudeza, violencia y atrocidad sin precedentes pero, inexplicablemente emotivo, intenso, melódico e intrincado. Un disco monstruosamente colosal y superlativo que solo podía salir de cuatro genios de incontestable técnica y talento. (más…)


Crítica de discos: The Project Hate MCMXCIX – “There Is No Earth I Will Leave Unscorched” 9.0/10

TPH-TINEIWLU_booklet_web-300x297

Lanzar el día de Navidad un disco como este se puede antojar blasfemo o un puto regalo. Sin paliativos. Me decanto por lo último sin lugar a dudas.

Muchos se preguntarán quiénes son The Project Hate MCMXCIX, a pesar de contar con diez discos en su haber. Se trata del proyecto paralelo de Lord K Philipson y Jorgen Sandstrom con una serie de músicos de primer orden, donde dan rienda suelta a sus inquietudes experimentales y, válgame el cielo, ¡qué talento supuran!… Para colmo, la banda ha decidido distribuir su último trabajo, “There Is No Earth I Will Leave Unscorched” mediante el crowdfunding. Dos años después del irregular The Cadaverous Retaliation Agenda vuelven a la carga con nuevos colaboradores. La banda aglutina voces femeninas con las cavernosas de Sandstrom arropadas con un bajo de sonido grueso, monstruoso, una batería desbocada y unas guitarras graves e inmisericordes que han sido a menudo calificados de Industrial Death Metal. Punto en el que discrepo. Cierto es que contiene elementos reconocibles con el Industrial, pero este “There Is No Earth I Will Leave Unscorched” no apabulla con ese tipo de recursos; es más, lo encuentro más cercano al Progressive . Aunque no nos equivoquemos: pese a su incuestionable elegancia es un disco duro y letal pero sus múltiples matices tienen sentido, orden, criterio y gusto, no se trata de una azarosa remezcla de complejidades sin cohesiones, aquí todo encaja perfectamente. No pretenden perderse en vericuetos sin sentido. Son Metal épico, grandilocuente, el Apocalipsis vestido de esmoquin. (más…)


Crítica de discos: Ne Obliviscaris – “Citadel” 9’2/10

Ne-Obliviscaris-Citadel

El mundo del metal tiene mucho de hábitat marítimo. Un medio inabarcable en el que pululan las más variadas especies y los ejemplares más salvajes y yermos. Cualquier pescador de perlas se expone a encontrarse las mayores basuras vertidas por individuos de escaso moral y talento como la más rara de las perlas. Algunas de ellas resultan rutilantes y luego no lo son tanto y otras recónditas e fulgentes. Lo que tenemos aquí es una de estas últimas: rara y hermosa.

Confieso que estaba especialmente impaciente por tener entre mis manos el nuevo trabajo de Ne Obliviscaris. Una banda que surgió de la tierra de los canguros para ofrecernos “Portal of I”, el debut más impresionante que recuerdo en mucho tiempo. No sólo porque el disco sea una joya de principio a fin, ni porque contenga piezas inolvidables bellamente ejecutadas, no. (más…)


Crítica de discos: Insomnium – “Shadows Of A Dying Sun” 9/10

Insomnium - Shadows Of The Dying Sun  cover

Esperadísimo el nuevo disco de los finlandeses. Ya no es ningún secreto que, hoy por hoy, es la banda más prometedora del death metal melódico. Insomnium enlazan como nadie transiciones tan intensas, tan absolutamente conmovedoras en medio de brutales dobles bombos y guitarras dibujando sinuosas líneas en el aire que se hace casi imposible permanecer impasible. Su poder emotivo es hipnótico, la melancólica rabia que desprenden está solo al alcance de muy pocas y selectas bandas. Inexplicable que aún no hayan girado como cabeceras de cartel habida cuenta de la reputación muy bien ganada que tienen entre los amantes y críticos del género. Suman en su haber sobresalientes con cada nuevo trabajo sin acusar agotamiento y “Shadows Of A Dying Sun” no es la excepción. Es un disco épico, inspirado, dramático y, como no podía ser de otra manera, lleno de atmósferas y belleza.

“The Primeval Dark” rompe la tradición de los finlandeses de arrancar sus trabajos con una sección acústica que va ganando en intensidad hasta abocar en un tema matador (¡cómo olvidar el arranque de “The Gale / Mortal Share”!). En esta ocasión entran directamente con una arrebatadora melodía que rasga Niilo Sevänen con esa voz cavernosa tan penetrante. Enlaza directamente con “While We Sleep”, donde aparecen por primera vez esas voces limpias, que ya nos mostraron en su anterior trabajo, intercalando guturales y la exquisita parte central que se permiten el lujo de susurrar. Y si en algo esta banda es maestra es de reflejar ambientes intensos, homéricos, emotivos más allá de cualquier grupo del género.

“Revelation” y “Black Heart Rebellion” son un apabullante estallido de clase, que recuerdan a los tiempos de Above the Weeping World o Across the Dark, en mi opinión sus mejores discos, por ser absolutamente sublimes. Los Insomnium de los últimos tiempos evolucionan, crecen, indagan y permanecen fieles al estilo que los ha hecho grandes. ¿Acaso alguien duda ya de la grandeza de la banda? Temas rabiosos, afilados y dolientes. ¡Es increíble la colección de emociones dispares que pueden trasmitir en una sola canción! “Lose To Night” es el referente de la nueva etapa de la banda: los Insomium más calmados, hondos, sombríos de su carrera. Tema conmovedor y superlativo que incluye esas voces limpias que me hicieron recelar por momentos en One for Sorrow. “Collapsing Words” es otra turbadora maravilla, cruda y veloz, que elevan las guitarras de Ville Friman y Markus Vanhala al mismísimo paraíso, preludio de la atípica y brillante “The River”. “Ephemeral” que ya nos había llegado como adelanto hace unos meses, vuelve a imponer velocidad y guitarras redoblando melodías con un Niilo desgarrador.

(más…)


Crítica de discos: In Vain – Ænigma 9’5/10

Hacer una crítica de un disco como este resulta difícil (o fácil, según se vea). Estamos ante una auténtica maravilla; la brutalidad refinada, uno de los trabajos más heterogéneos que existen en el género… y bien, ¿qué género? lo curioso es que tampoco cabría perfilarlo en el encorsetado mundo de las etiquetas. In Vain ejecutan un death progresivo con matices black y un millón de espacios imprevisibles, aromas stoner, épicos, como un complicado collage de lo mejor de cada casa. Los noruegos tienen un abrumador talento para hacer canciones creativas, arriesgadas, intensas, contundentes, majestuosas. Acarician con un cuchillo carnicero y golpean inclementes con temas que son pura seda. Enmarañan riffs con sutil habilidad sin acudir a la cómoda velocidad. Son capaces de trasmitir una energía y una intensidad impropia de la mayoría de las bandas de Prog Death. Ænigma es un disco complejo, cautivador, emocionante y asombroso por la variedad de su propuesta. Realmente turbadores.

(más…)


Crítica de discos: The Ocean – Pelagial 9/10

Los reyes germanos del post-metal progresivo regresan tras un periplo de tres años exhibiendo las dos entregas dobles (“Heliocentric” y “Anthropocentric”) y es impresionante la cantidad (¡y calidad!) compositiva de la banda, siempre a la vanguardia de nuevos sonidos y ambientes atmosféricos, acorde a la temática de sus letras imbuidas de erudición. Esta vez su propuesta está basada en un viaje a las profundidades oceánicas. Un disco conceptual que parece homenajear al nombre de la banda. ¡Y les ha salido un trabajo espectacular, superior a los mencionados “Centric”! Muy mal nos están acostumbrando. “Pelagial” surgió como álbum instrumental debido a los problemas de salud de Lois Rossetti de los que, afortunadamente, pudo recuperarse para añadir las voces a un trabajo, muy complejo, policromático, nada convencional, como todo lo que hace la banda. Temas sugerentes que nos adentran a un universo donde la vida, la luz y el oxigeno van desapareciendo a medida que avanzamos el descenso a las profundidades marinas, creciendo la presión hasta la oscuridad abisal.

(más…)


Crítica de discos: Helloween – Straight Out Of Hell 7,5/10

El power Metal europeo nunca habría sido el mismo sin la aportación de Helloween que, a estas alturas, nadie les niega su categoría de clásico. Una banda de épocas doradas y altibajos, en la madurez de su carrera de la mano de su siempre recusado vocalista, Andi Deris y de los sempiternos Michael Weikath y Markus Grosskopf. Tras la convulsa ruptura con Kiske hicieron algunos trabajos notables y otros bastante desacertados que restaron interés en la banda, sin llegar nunca a su etapa dorada de finales de los 80. Una carrera de casi treinta años les contempla desde aquel primigenio EP de 1985 y una aptitud fresca y divertida que les haría abanderar el género power. Y así nos plantamos ante Straight Out of Hell, su décimo cuarto larga duración.

(más…)


Crítica de discos: Mors Principium Est – …And Death said Live 8,8/10

La cantera finlandesa no parece agotarse de producir grandes bandas de death melódico. Quizá va siendo hora de hablar de escuela finesa para diferenciarla de la de Goteborg, a tenor de la enorme cantidad de propuestas del país nórdico. Mors Principium Est, con cuatro discos a sus espaldas, nos sorprendió hace unos meses con su nuevo “…and Death Said Live” con el que afianzan su status. Una producción cuidada, un sonido limpio, unos temas inspirados, llenos de caña y cromatismo, y unos músicos muy competentes llaman enseguida la atención.

(más…)


Crítica de discos: The Faceless – Autotheism 9,5/10

The Faceless - Autotheism LARGE

Al parecer estamos en una época de trabajos mayúsculos. Y el tercer trabajo de la banda californiana lo es sin ninguna duda. The Faceless han crecido en su propuesta hasta límites insospechados: sorprendentes, creativos, experimentales y versátiles como ninguna banda de death técnico. En ocasiones acercándose al progresivo apenas explorado por otras bandas. Algunos mencionarán Opeth, Cynic, Devin Townsend, The Ocean, Obscura pero The Faceless van más allá. Los múltiples registros vocales y la impecable calidad técnica de estos cinco músicos les permiten explorar a lo largo y ancho de su increíble imaginación en pasajes tan eclécticos como sinuosos. Pasan de un death arrollador y bestial a otros sinfónicos, progresivos o atmosféricos, alejándose de etiquetas o convencionalismos musicales en pos de una búsqueda mucho más excelsa. Y doy fe que lo han conseguido.

(más…)


Crítica de discos: Circus Maximus – Nine 9,6/10

El mejor disco de metal progresivo de este año sin la menor duda. Con esta frase abro fuego a la crítica y no arriesgo nada al afirmarlo. Los noruegos se han sacado un disco simple y llanamente impresionante, a la altura de los más grandes. La banda de Michael Ericksen y los hermanos Haugen nos han hecho un regalo que ya hubiesen querido hacer en los últimos tiempos unos Dream Theater demasiado precipitados y faltos de frescura. (más…)


Crítica de discos: Be´lakor – Of Breath And Bone 8,9/10

Tras el nombre del Señor Oscuro, dominador del mundo con su ejército de demonios, del Universo fantástico de WarHammer, se esconde una banda australiana (sí, sí, australiana) de Death Melódico de notable calidad, de la escuela de Goteborg. Composiciones largas y complejas con ese carácter melancólico en las armonías y llenas de matices. Si con “The Frail Tide” y, sobre todo, con esa joya titulada “Stone´s Reach” ya se presentaron como una banda a tener en cuenta, ahora con este reciente “Of Breath And Bone” ratifican lo que puede ser una nueva banda puntera en este género cada vez más poblado. Be´lakor tiene reminiscencias sonoras de bandas como Insomnium, Swallow The Sun y algún retazo Dark Tranquility que mezclan con la inconfundible voz de George Kosmas y unas ambientaciones ricas y absorbentes.

(más…)


Crítica discos: Kreator – Phantom Antichrist 9,2/10

Sorpreson. Reconozco que me desligué de Kreator hace unos años, cuando incluyeron devaneos extraños en los 90 que no acabaron de convencer a nadie. Y es que los tiempos de “Pleasure to Kill” y los increíbles “Terrible Certainty” y “Extreme Aggression”, que supusieron la sacudida más salvaje del género en aquellos años y que fueron los pilares que sustentaron el Thrash venido de Alemania, quedaron muy atrás. Pero, varios discos después, retomaron la senda que les hizo famosos y a día de hoy es, posiblemente, la mejor banda de Thrash Metal clásico con un sonido reconvertido al siglo XXI. Y ese es el secreto: han sabido aunar su estilo a los nuevos tiempos de forma sobresaliente. El resultado: un disco realmente demoledor, pletórico, emocionante e inspirado.

(más…)


Crítica discos: Manowar – The Lord Of Steel 5,5/10

manowar-the-lord-of-steel-final-artwork

Manowar es un grupo que se sustenta a base de una audiencia fidelísima. Tal vez la más devota del mundo. Esto les ha encumbrado a un estatus incomparable que, si bien están muy lejos de sus años dorados, aún tienen el crédito para permitirse cualquier capricho musicalmente hablando. Y ellos lo saben muy bien. Si Gods of War fue un disco de banda sonora, harto letárgico, al menos tenía temas como “Sleipnir” que nos emocionaban y nos hacía olvidar el relleno intrascendente. En esta nueva entrega, mucho me temo que no encontramos esa canción que tarareamos sin querer a puño cerrado y arrebato. Es 100% Manowar, sin duda. A estas alturas nadie espera, ni quiere, que cambien su estilo, pero da la impresión de que la fórmula está pasando por un bache de ideas o, tal vez, una cierta desidia. De hecho nos encontramos ante un trabajo flojo, muy flojo para la entidad de la banda americana.

(más…)


Crítica Discos: Allegaeon– Formshifter 8,7/ 10

Estamos ante el segundo larga duración de la banda de Colorado que, tras un notable debut, vuelven a revalidar su propuesta en 2012 con un disco excepcional. Un disco excelso técnicamente que podría encuadrarse dentro del Tecnichal Death, en una de esas confusas etiquetas que tanto gustan a unos y tan injustamente discriminan a bandas de sonido complejo. Y Allegaeon lo son. Desde luego son una banda exquisita en el trato de las guitarras pero brutal y feroz y, en “Formshifter”, han conseguido pasajes realmente memorables y fraseos especialmente intrincados. Ahí reside su complejidad: “Formshifter” es un disco de difícil digestión al principio, que requiere varias escuchas para poder captar el cromatismo de su propuesta. El esfuerzo merece la pena, sin duda.

(más…)


Crítica Discos: Accept – Stalingrad 8,5/ 10

La apisonadora germana regresa en su blitzkrieg particular tras el sorprendente éxito de Blood of the Nations. Y es que el quinteto está en una forma compositiva y física espectacular que no suele ser habitual en los regresos discográficos de las bandas clásicas de los 80 (algunos arrastran su leyenda con cierta grima y pena por escenarios mugrientos… y aunque la frase inspire cierta decadencia poética, la realidad es mucho más patética que la frase). Después de que Wolf Hoffman decidiera aparcar su carrera en la fotografía para empuñar la Gibson blanca y reclutara al mejor vocalista posible en la persona de Mark Tornillo que hiciera reavivar la banda, prescindiendo del pequeño Udo, la banda se ha demostrado voraz e inspirada como en su época dorada.

Y desde entonces no han hecho otra cosa que revalidar su grandeza, primero con un gran Blood of the Nations y ahora con Stalingrad, su segundo trabajo tras su reunión.

El arranque con “Hung, Drawn And Quartered” es una declaración de principios de unos Accept reinventados para una nueva era de Heavy Metal clásico en pleno 2012. Una majestuosa exhibición que abrirá boca para la mejor canción de su regreso, la que da nombre al trabajo. “Stalingrad” es Accept 100%. Una demostración de la más alta escuela de cómo componer una canción de heavy metal actual sin parecer trasnochado e imprimir toda la personalidad que hizo famosa a la banda en el mundo entero. Un apabullante himno con poderosos coros épicos y ese toque neoclásico que hizo de Metal Heart un clásico inolvidable. “Hellfire” nos introduce a unas estrofas típicamente Priest con un excelente trabajo de Hoffman a las guitarras. “Shadow Soldiers” es una maravilla hecha canción. Un medio tiempo intenso que Tornillo explota como nadie, al igual que “Againts the World”, que acopla perfectamente el ex -T.T. Quick a las Flying V de Hoffman y Frank con una personalidad que nos hace olvidar a Udo.

(más…)


Crítica Discos: Obscura – Omnivium 9,5/ 10

Joomla Templates and WordPress Themes

Hoy toca agarrarse los machos, porque nos adentramos en los recargados y  salvajes territorios del death metal de corte técnico. Y lo hacemos con una de las bandas que más ha dado que hablar en los últimos años, los alemanes Obscura. Con dos álbumes notables a sus espaldas, enrolados en las filas de la poderosa Relapse Records y contando con una formación de campanillas dentro del género (aquí se encuentran los ex-Necrophagist Christian MuenznerHannes Grossman junto a Paul Thesseling de los legendarios Pestilence) , Omniviumse contaba como uno de los álbumes más esperados por la parroquia metálica.Manteniendo el andamiaje sonoro de sus anteriores trabajos, el cuarteto ha conseguido profundizar en la redondez de sus composiciones al mismo tiempo que han liberado toda la pirotecnia técnica que guardaban en la recámara, y que os aseguro  no era poca. Dos caminos aparentemente  opuestos que se unifican en una sola senda por obra y gracia de unos señores a los que desde ya sólo se les puede considerar como puñeteros genios. Donde otros simplemente enloquecerían al intentar conducir la orgía de sonoridades desatada en el álbum, Obscura la convierten en una paleta de colores con la que dar forma a una obra de una exhuberancia casi irreal, que difícilmente puede ser atribuida a seres de carne y hueso.

Pero lo más importante de todo es que aquí hay canciones, y soberbias. Desde ese inicio demoledor con Septuagint, uno ya es consciente de que se encuentra ante algo muy especial. El trabajo de Muenzner a las seis cuerdas, y no me cansaré de decirlo, es imposible de superar por ningún otro músico del planeta. Con el legado del malogrado y genial Chuck Schuldiner como punto de partida, Muenzner ha (más…)


Crítica de discos: Primal Fear – Unbrekeable 8,3/10

Primal Fear 'Unbreakable', crítica y portada

El noveno álbum de Primal Fear no nos ha defraudado. Los alemanes han plasmado en Unbreakable lo que saben hacer, ni más ni menos, un metal poderoso heredero a partes iguales de Judas Priest como de otros emblemas de la historia de un género que no parece pasar últimamente por ningún bache.

Unbreakable (Frontiers, 2012) nos devuelve a una formación germana con posiblemente la voz en la tesitura en la que se mueve Rob Halford, ni más ni menos la de un Ralf Scheepers que trabajo a trabajo parece haberse marcado un listón tan alto que no parece que va superar jamás.

Una doce de cortes que nos llevan a los sesenta minutos en los que la tónica es el equilibrio entre temas poderosos, veloces, medios tiempos e incluso una balada que cumple con los cánones del metal clásico, ese que todavía deberíamos llamar heavy metal.

Primal Fear siguen, como otras bandas afines, fieles a su mascota, ese águila guerrera que vuelven a mostrar como señora de las alturas cuando todo en la tierra es puro apocalipsis. Irrompible, así es el metal del quinteto que completan el bajista Mat Sinner, el batería Randy Black y dos guitarristas supersolventes como Alex Beyrodt y Magnus Karlsson.

Ralf Scheepers explica muy bien cómo es Unbreakable:

“la intención era grabar un disco para los fans con agresivos riffs metálicos, voces gritonas y buenas melodías, y al final se convirtió en un mostruo, un durísimo álbum agitacabezas llamado Unbreakable.”

Y en la nota de prensa de su discográfica el grupo no han sido nada autocomplaciente:

“Combina la técnica de los Primal Fear más poderosos con un buen pellizco de vuelta a las raíces que hemos adquirido en nuestro último tour. Riff clásicos y superfrescos marca de la casa como Strike y Give ‘Em Hell, el rapídisimo tema And There Was Silence o el himno metálico Bad Guys Wear Black. Menos experimentos y más rock. Pero hay un épico viaje de nueve minutos con un toque prog llamado Where Angels Die, la maravillosa balada clásica Born Again y la bomba power melódica Metal Nation.”

El álbum se abre con una intro muy, muy épica, con aires de score de batalla, ‘Unbreakable (Part 1)’ que da paso a ‘Strike’, con esa guitarras marca de la casa, esas cabalgadas tan familiares y la voz de Scheepers dejando claro de que es uno de los más grandes y marcándose un estribillo antológico. (más…)


Crítica de discos: SepticFlesh – The Great Mass 9´5/10

Desde la cuna de los dioses mitológicos, esos mitos y leyendas de la antigua Grecia llegan Septicflesh, el grupo de Death metal sinfónico por excelencia. Este grupo nace en 1990 con una propuesta bastante interesante en la que funden delicadamente el death metal más oscuro con atmósferas melódicas inciertas, casi fantásticas, donde la presencia de lo terrorífico esta patente en cada recoveco.

https://i2.wp.com/nd04.jxs.cz/417/008/5298948a81_75576669_o2.gif

Tres años hace ya de su ultima entrega “Communion”una autentica obra de arte en las que nos dieron que pensar y mucho, con esas ideologías que arrastran desde sus inicios, intentando encontrar un porque a nuestra existencia, la génesis de los muchos misterios que esconden las civilizaciones mas antiguas de este nuestro planeta como son la egipcia o la sumeria.Con “the great mass” estos griegos han vuelto a conseguir que nos echemos las manos a la cabeza. Producido por ellos mismos junto con el archiconocido Peter Tägtgren,y con la orquesta filarmónica de Praga a sus espaldas.Las orquestaciones han sido realizadas por el guitarra Cristos Antoniou, titulado en la London collage music y continuando sus estudios de orquestación y composición e incluso ganando premios de esa escuela, ahora empezamos a entender como este grupo es tan original y como se puede compaginar la música clásica con una rama tan oscura como es el death metal.

Un niño poseído por una deidad femenina, así da comienzo “ The Vampire from Nazatreth” una voz que no te la puedes quitar de la cabeza, fusionada con la de Seth entrando como una apisonadora a la vez que las guitarras y la batería descargan toda su garra y fuerza, con una orquesta omnipresente (más…)


Crítica discos: Times of Grace – The Hymn of A Broken Man 8,7/10

The Hymn of A Broken Man

Tras el final de SEEMLESS y el buen trabajo de THE EMPIRE SHALL FALL tenía unas ganas locas de poder escuchar el nuevo proyecto de Jesse Leach, ex-vocalista de KILLSWITCH ENGAGE en sus dos primeros trabajos. Mucho más si tenemos en cuenta que a su lado esta vez está Adam Dutkiewicz, compañero de banda hace años.

De hecho, TIMES OF GRACE nace del periodo de convalecencia de este último, cuando tuvo que ser operado de su espalda, con el obligado tiempo de reposo y rehabilitación que lo tuvo alejado varios meses de los escenarios. Fue entonces cuando escribió la mayor parte del material de ‘The Hymn of A Broken Man’, disco al que solo le faltaba un cantante. Tras retomar el contacto con sus ex-compañeros gracias al concierto del vigesimoquinto aniversario de Roadrunner, Jesse era la persona ideal para llevar todo a cabo; tras escuchar el disco varias veces, es una gozada volver a escucharlo en plenitud de facultades tras dejar años atrás sus problemas de voz. De hecho, KSE interpretaron unas pocas canciones en un concierto en New York hace poco menos de un año con su cuarteto original, tras la ausencia temporal de Howard Jones. Y para esta ocasión Adam vuelve a ponerse tras la batería, como en los viejos tiempos. Bueno, tras la batería, aparte de grabar guitarras, bajo, voces y producir el disco.

Las declaraciones previas a la salida del álbum del propio Dutkiewicz ponían este trabajo como el más personal de toda su carrera. Tras el primer vídeo, ‘Strength In Numbers’ se podría pensar que el sonido del grupo se acercaba peligrosamente al de su banda original, pero nada más lejos de la realidad.  Este single conserva las partes cañeras de KSE y esa alternancia de voces rasgadas/melódicas que se han convertido en su seña de identidad; pero este proyecto va mucho más allá, y las influencias en los demás cortes son de lo más variadas. ¿Quieres temas pesados? Pues están ‘Fight For Life’ o ‘Where The Spirit Leads Me’. ¿Cortes rápidos? ‘Willing’ (con todas las líneas vocales melódicas), o ‘Hope Remains’ (la que más se acerca al sonido del grupo que compartieron ambos junto a ‘Live in Love’) son suficientemente buenas como para complacer tus deseos.

Si por otro lado prefieres un poco de aquí y allá, hay temas que en sí mismos se muestran como una auténtica montaña rusa. ‘Hymn Of A Broken Man’ pasa de la calma a la tempestad sin darte cuenta; ‘Worlds Apart’ también se revela como una de las más completas con sus cambios de ritmo, una constante en la mayor parte del disco, pero aquí más marcados. Para rematar, los cortes más íntimos y relajados dan aire al disco; caso de la acústica ‘The Forgotten One’ y ‘Fall From Grace’, que cierra un disco sobresaliente. A medio camino se queda la engañosa ‘Until The End Of Days’, con momentos puntuales desgarradores en medio de su línea tranquila, al igual que la atmosférica ‘The End Of Eternity’. (más…)


Crítica discos: Insomnium – Above the Weeping World (2006) 9,7/10

Aire fresco desde Finlandia. Insomnium alimentan y reflotan con su tercer “Above The Weeping World” la escena death metal melódica, con personalidad, calidad y un álbum excelente de principio a fin.

Herederos principalmente del sonido de Dark Tranquillity, le añaden los toques de oscuridad de Katatonia, y los (muy sutiles) elementos folk de Amorphis para conformar un sonido propio que da un empujón a una escena últimamente parca en ideas. Guitarras dobladas de tintes melódicos, voz desgarradora a-la-Mikael Stanne, pasajes o más bien paisajes acústicos que aportan el toque progresivo, riffs incluso adictivos adornados con trabajadas líneas de guitarra solista, batería trabajando de motor con la propulsión del doble bombo, audible y presente bajo, y casi completa resistencia a la tentación de adornar su death metal con excesivos y superfluos teclados paisanos. Estos son los hechos diferenciales del cuarteto finés.

“Above The Weeping World” es la culminación de un trabajo iniciado con “In The Halls Of Awaiting” y “Since The Day It All Came Down”, un álbum soberbio donde se inició el camino hacia la melodía en unos términos más doom y melancólicos que los que acredita su actual trabajo. Sin duda estamos ante una de las carreras más prometedoras del estilo, con tres discazos en su haber.

“The Gale” abre ostentosamente el camino hacía la melancolía, tras el sonido de la lluvia y las frágiles notas de piano, en lo que es la instrumental banda sonora de la oscuridad, adornada con sintetizados violines que dan el toque clásico necesario para envolverla de épica.

Cuidadosamente preparado el oído para lo que se avecina, “Mortal Share” es todo un homenaje a Dark Tranquillity, el tema que mejor refleja la influencia que el veterano grupo sueco ha ejercido sobre Insomnium, con guitarras dobladas ultramelódicas dibujando líneas pegadizas sobre una base de riffs rítmicos y original batería que varía entre medios tiempos y la rapidez propia del estilo.

La excelente “Drawn To Black” aglutina todas las características de Insomnium. El sonido de guitarra combina el death metal tradicional sueco con la oscuridad que desprenden los riffs con aires de Katatonia. Los inteligentes instantes acústicos dan riqueza a una larga composición que se erige como la mejor del álbum. De nuevo es remarcable el trabajo de la sección rítmica del dúo Sevanen/Hirvonen.

“Change Of Heart”, se mueve sobre terrenos más tranquilos en gran parte de su recorrido. Iniciado a modo casi de nana, se transforma en una progresivo medio tiempo épico en el que tímidamente asoman los teclados. Las guitarras acústicas reaparecen dándole un agradecido toque Anathema.

Lentas guitarras acústicas y susurros introducen a “At The Gates Of Sleep”, otro mayestático medio tiempo, donde el bajo del también vocalista Niilo Sevanen juega un papel crucial. De compacta armonía y potencia, presenta un interludio instrumental acústico donde afloran los sutiles tintes folk, otrora más presentes en Insomnium.

“The Killjoy” es uno de los cortes más heavies, amén de las guitarras rítmica y solista de corte más clásico, y cuenta con un apoteósico final. “Last Statement” es un desesperado viaje por la música de Insomnium en todas sus vertientes, destacando los remarcados toques progresivos de sus instantes acústicos, que pueden recordar en detalle a Opeth o Porcupine Tree, exaltados al final en lo que es uno de los mejores momentos del álbum donde exquisitas notas de guitarra dibujan un escenario extático.

Es hora de citar a otro grupo (repasemos referentes: Dark Tranquillity, Amorphis, Katatonia, Anathema, Opeth y Porcupine Tree) presente en el sonido de Insomnium, In Flames. Sus artes guitarreras son más perceptibles que nunca en “Devoid Of Caring”, especialmente en los riffs iniciales. La canción vuelve a ganar enteros en su atmosférico final, grandioso clímax melódico donde se desata algo más que música, el importante sentimiento. (más…)