El Ministerio de las Almas Perdidas

Entradas etiquetadas como “Mr. Big

Crónica del HELLFEST Festival, Clisson, Francia 2011

https://churchillpedia.files.wordpress.com/2011/07/hellfest-2011.jpg?w=239

17 DE JUNIO

IN FLAMES:

18 DE JUNIO

TIMES OF GRACE:

SCORPIONS:

19 DE JUNIO

ORPHANED LAND:

PAIN OF SALVATION:

MR. BIG:

DORO:

JUDAS PRIEST:

OZZY OSBOURNE:

(Videos by Churchill)


Crónica de Mr. Big, Madrid Sala Heineken, 23/Abril/2011

No les vi la anterior vez que vinieron a Madrid, tras la reunión,  porque coincidió con una de las múltiples fiestas que hago a lo largo y ancho de nuestro país. Me fastidió bastante el hecho de perdérmelos, pues MR. BIG siempre fueron de mis bandas favoritas, y además cuando les vi en directo antaño por primera vez, en la gira de “Mr Big” me alucinaron; fue uno de los mejores conciertos de mi vida!  Todavía recuerdo de forma perenne las muchas noches que pinchaba en mi mítico programa de radio “Basa Rock” aquellos temas…”Addicted to That Rush”, “Merciless”, la balada “Just Take My Heart” o el temazo “Big Love”…¡¡Qué tiempos aquellos!!Mr. Big

Con la sala Heineken hasta la bandera, disfruté de un gran concierto, a pesar del mal sonido y la incomodidad que supone ver un evento con tantas apreturas en una sala que se quedó demasiado pequeña y donde parte de los asistentes no vieron el concierto como deberían. Yo tuve suerte de entrar pronto y pillar un rincón estratégico en las escaleras de bajada a la pista. Entiendo que la crisis haga que los promotores sean excesivamente precavidos y conservadores a la hora de elegir los recintos; las cosas están mal, y hay quien pensaba que la Riviera, -donde tocaron la anterior vez-, se podía quedar grande para esta segunda ocasión, pero también es injusto que mucha gente comprara su entrada y apenas lograra ver el escenario o en el mejor de los casos las cabezas de Sheehan o Gilbert, que por fortuna son bastante altos. Una pena…

Lo del mal sonido fue algo que no terminé de concebir ni entender. Una banda que roza la perfección en todos los aspectos, lo más lógico es que suenen en directo impolutos, pero no, no fue así. No sé si el responsable de la mesa de mezclas no tuvo su noche, o es que a la banda le gusta sonar así, cosa que dudo. En casi todo el concierto la guitarra de Gilbert casi era irreconocible, no se oyó, -salvo en los solos-, la voz de Eric estaba bastante escondida, muy baja, y en mi opinión el bajo de Sheehan estaba en un plano demasiado destacado muy por encima del resto de instrumentos. Incluso la batería de Pat no sonaba con la potencia y plano ideal. Un desastre…No entiendo como MR, BIG no sonaron cristalinos y poderosos a la vez, rozando la pulcritud que poseen instrumentalmente de forma innata.

No obstante fue un gran concierto, con entrega total de los cuatro músicos, o mejor dicho, “súper-músicos”, un set list muy interesante, y un público entusiasta y entregado a la causa.

Noté la presencia de muchos “observadores”…A parte del público amante de MR. BIG, vi a muchos que solo se fijaban en las escalas “imposibles” de Gilbert y Sheehan. Algunos, en las primeras filas parecían tomar nota de forma detallada…Me dio la impresión que asistieron muchos guitarristas, bajistas…Todos seguro que aprendieron la pasada noche alguna nueva lección de los dos maestros. Hasta el excelente guitarrista Jorge Salán no se perdió ni un detalle. (Tras el concierto tomamos unas cervezas y me comentó que Eric Martin, -con el que ha tocado-, le presentó a Paul Gilbert, con el gastaron algunas bromas y charló. Jorge también me comentó que su nuevo disco está en la recta final de la grabación, pero que no saldrá hasta octubre).

A pesar del sonido fue un gran concierto. Dado que el escenario de Heineken es reducido, no hubo espacio para más que una pantalla de led trasera muy grande, donde de forma sobria se pudo proyectar el logo de la banda, y la portada de su último disco, pero poco más.

MR. BIG eligieron un set list distinto al de la anterior ocasión. Fueron muy valientes, porque sacrificaron hits en pro de nuevos temas de su reciente álbum “What if…”, un gran disco, por cierto.

Arrancaron a las 9 de la noche con dos de sus temas: “Undertow” y “American Beauty”, dos buenas canciones que no solo no desentonaron en el repertorio, sino que levantaron los primeros aplausos y que el público cantara, especialmente el segundo tema “American Beauty”.

Desde el inicio, Eric Martin mostró su total simpatía, aparte de cantar de manera magnífica toda la noche, eso sí, ayudado por unos coros magistrales de sus compañeros. Fue curioso que se escucharan mejor los coros que el resto de los instrumentos…

“Daddy, Brother, Lover, Little Boy (The Electric Drill Song)”, levantó sobre manera al público. Sheehan y Paul comenzaron a hacer “de las suyas” con sus respectivos instrumentos. Son impresionantes, magistrales, bestiales…Sin duda son el duo más explosivo y perfecto del metal. Su nivel es estratosférico, y asi lo evidenciaron tema a tema durante las más de dos horas de su concierto. No es para contarlo, es para vivirlo! Fue simpático el habitual duelo de taladradoras, un poco teatral para algunos, pero ya clásico.

Me gustó mucho que tocaran “Take Cover”, donde se vio a Eric muy feliz y bailón. Fue un lujo de tema, al que siguió “Green-Tinted Sixties Mind”, uno de mis temas de MR. BIG favoritos, que a pesar del mal sonido, fue una “pasada”. La guitarra de Gilbert hizo delicias, fue una maravilla.

“I Won’t Get in My Way” y “Once Upon a Time”, ambas de su nuevo álbum, proyectado en la pantalla trasera,  fueron las siguientes piezas. Las dos pasaron “con nota”, porque son dos grandes canciones. A renglón seguido tocaron  “A Little Too Loose” introducida por la voz “de hombre” de Billy y un duelo infernal entre él y Gilbert, “Road To Ruin” y  la gran “Price You Gotta Pay” que me encantó. A partir de este punto parece que el sonido empezó a mejorar, pero sin llegar a la fidelidad y potencia que a todos nos hubiera gustado.

Solo por escuchar la siguiente maravilla en directo, ya mereció ir al concierto: la inconmensurable “Just Take My Heart”, balada que tanto pinché años atrás en mi programa de radio de baladas heavies “Corazón de la Ciudad”. Fue maravilloso poder saborearla en directo y especialmente escuchar al gran maestro Eric Martin con esa clase y estilazo incomparables vaciarse literalmente entregándose en cuerpo y alma!!!

Mr. Big

Tras este momento para mi muy especial, llegó otro temazo: “Mercyless” y el gran solo de guitarra de Paul Gilbert. Paul se quitó por primera vez los auriculares para sentir más a fondo el apoyo del público. Hizo un solo de guitarra histórico. He visto y escuchado a muchos guitarristas en directo buenísimos…Vai, Satriani, …El solo de Gilbert de la pasada noche fue de los mejores que he podido sentir en un concierto. Lleno de destreza, técnica, rapidez, sentimiento, rabia…¡¡Genial!

Dos nuevos temas fueron los siguientes… “Still Ain’t Enough for Me” y “Around The World”, los que sonaron muy convincentes.

Otro momento importante del show llegó: el solo del señor Billy Sheehan. Fue portentoso. Es alucinante como toca este tío! En mi opinión no superó al solo de Gilbert (es mi opinión muy personal) pero fue de otra galaxia, y es que Sheehan yo creo que es de Venus o algo así, porque su maestría y las bestialidades que hace son su bajo no son de este mundo, ¡eso seguro!

Tras la burrada de su solo, fue llegando la recta final del concierto. Fue con “Addicted To That Rush”, que puso la sala ¡¡¡boca abajo!!!

No iban a tardar los solos… La banda salió a escena, y Gilbert se colgaba la acústica para interpretar el clásico “To Be with you” que todo el público cantó, mientras Eric sonreía y sonreía (¡¡que simpático es este tío!!)

A renglón seguido, tocaron el impresionante “Colorado Bulldog” con más bestialidades instrumentales incluidas y “30 days in the hole” el tema compuesto por el genial legendario vocalista Steve Marriott y que cerró el primer disco “Mr BiG”. La verdad es que me sorprendió escuchar esta reliquia, sinceramente.

Mr. Big

Lo que no esperaba fue el fin de fiesta final con “Smoke on the Water” de DEEP PURPLE que todo el mundo festejó y cantó. Yo hubiera tocado otro tema de MR BIG, pero bueno…Para cerrar no faltó “Shy Boy” ante la ¡¡¡locura general!!!

Un gran concierto, cuatro grandes músicos, LOS MÁS GRANDES,  sin duda, pero un mal sonido y una sala que se quedó muy pequeña.

Todos esperamos que MR. BIG sigan reunidos muchos años. Ya queda menos para su próxima venida, ¡que sea pronto!

(www.Rafabasa.com)

(Videos by Churchill)